jueves, 10 de octubre de 2013

- Perdona, puedo preguntarte algo?
+ Claro, dime.
- Te olvidaste de él?
+ Si me olvidé? Para nada.
- Y entonces?
+ Entonces, qué?
 - Por qué ya no le insistes, ni le hablas, ni le buscas, y todas esas cosas?
+ Pues porque me di cuenta, de que no vale la pena. No vale la pena, buscar a una persona que no te quiere, no vale la pena hablar con una persona que no te contesta, no vale la pena sufrir por aquella persona que le da igual lo que sientas. Y esta claro que no le he olvidado, y que le quiero como a nadie. Cada noche antes de irme acostar pienso en su sonrisa, en su puta sonrisa que es perfecta, y me enamoro más. Pero no quiero, no quiero ser la típica idiota que le busca cuando él esta o piensa con otra. No quiero ser la típica tía que llora hasta quedarse dormida aunque lo haya hecho, no quiero que piense que me va a tener siempre detrás suyo, no voy a ser esa tonta que siempre le va a esperar...
- Pero si le quieres...
+ Si, le quiero y te aseguro que nadie nunca le podrá querer como yo. El ya se ha olvidado, puede que otra quizá le haga feliz y le saque las mejores sonrisas...si, esas sonrisas que yo no conseguí sacarle...
-Y no te dolería verle con otra?
+Que si me duele?  Pf, no sabes cuanto... pero sabes una cosa? Igual que el se olvida de mi, yo algún día también lo haré, y  sabes lo mejor? Que mientras el sea feliz, yo también lo seré.

1 comentario:

  1. Y yo te puedo asegurar que tienes toda la razón del mundo :) Las cosas son así, aunque nos duela, si das y no recibes es el momento de seguir sola tu camino y conformarte con verle feliz a él, aunque sea con otra.
    Bonita entrada, cielo! Por cierto, pásate por mi blog que en mi último post hay frases del libro. Por si quieres leerlas ^^
    Y a ver si hablamos más, eh?
    Un abrazo enorme! <3

    ResponderEliminar