lunes, 5 de diciembre de 2011

Mi vida es cómo un mechero. Al principio saltan chispas, de las que no se puede esperar un resultado fijo. ¿Se encenderá, se apagará? No se sabe, el tiempo dará la respuesta. Una vez que se enciende empiezas a soñar, lo ves todo al revés, confundes la realidad de tal manera, que cuando de repente se apaga, te derrumbas. Y es que en la vida no se pueden esperar momentos buenos, ni malos. La vida cambia. cUn día te despiertas tocando las nubes y te acuestas tirada en el suelo con mil heridas que no tienen cura, un millón preguntas que no tendrán respuestas y un billón de respuestas de las que nunca te has planteado la pregunta. Sólo espera, ten paciencia. Porque el tiempo te dará la respuesta. Porque el tiempo va cambiando, pero la gente también. Porque aún queda un camino en la vida que debes escoger...

1 comentario:

  1. La paciencia es una virtud de la que muchos carecen (espero que nosotras no seamos de esas personas porque si no... :S jajaja). Pero esa es la actitud. Con un poco de tiempo y perseverancia todo llega, aunque el camino sea largo y desesperante al final merecerá la pena todo lo vivido :) Besos, cariño! <3

    ResponderEliminar